De origen microbiológico. Actúa sobre la piel como potente hidratante y alisador de arrugas. Es un tipo de azúcar presente de forma natural en nuestro organismo (sobre todo en articulaciones, cartílagos y en la piel), por ello su tolerancia con la piel es excelente. 

Presenta gran capacidad de retención de agua, por eso juega un papel muy importante en la hidratación de la piel.

Con el paso del tiempo se observa una pérdida progresiva de ácido hialurónico (a partir de los 40-45 años), que se traduce en una piel arrugada y deshidratada.

Productos que lo incluyen:

El presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder mostrarte publicidad relacionada con productos y servicios que se adapten a tus gustos a través del análisis de tus hábitos de navegación. Puede obtener más información de nuestra Política de Cookies pinchando aquí. Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información facilitada. Una vez aceptada, no volveremos a mostrarle este mensaje.

¡HOLA!

Quiero ser cliente