Carrito

Uncategorized

CELULITIS, ORIGEN, PREVENCIÓN Y CÓMO COMBATIRLA

By julio 14, 2021No Comments

La llegada del verano y que por fin podremos salir de una manera más asidua, sin tantas limitaciones por la situación de pandemia. Hace que tomemos conciencia de nuestro aspecto físico y, en algunos casos, nos produzca preocupación lo que vemos.

Dentro de aquellos defectos o alteraciones estéticas que podemos presentar, sin lugar a dudas ocupa un lugar destacado lo que vulgarmente se conoce como “celulitis”.

Aunque médicamente la celulitis tiene una definición diferente a lo que vulgarmente se denomina así. En aras de la claridad y, con perdón de los compañeros sanitarios, en esta entrada de hoy usaremos el término celulitis en su acepción más comúnmente conocida.

La celulitis es una condición en la que la piel parece tener áreas con depósitos de grasa subyacentes, dándole una apariencia con hoyuelos y grumosa. Se aprecia más en los glúteos y muslos y generalmente aparece después de la pubertad. Los dermatólogos han llegado a la conclusión de que puede afectar hasta al 90% de las mujeres en algún momento de su vida. 

Es un padecimiento que puede afectar a ambos sexos, aunque es más habitual en mujeres.

La celulitis se desarrolla en varias fases, que se inician con una mala circulación (lo que se denomina “ectasia circulatoria”), que afecta tanto a la circulación venosa, como a la linfática. Esto produce luego una fase de dilatación vascular que produce un edema por la salida de suero de los capilares al tejido subcutáneo. Lo que origina una degeneración de las fibras de colágeno de la dermis e hipodermis, con bloques que “aprisionan” las células de grasa (adipocitos), formando micronódulos. Desembocando al final un proceso de fibrosis, La progresiva compresión de vasos y nervios, produce alteración nutricional del tejido conjuntivo, sin alteración real del tejido adiposo que permanece normal en su constitución química. La unión de micronódulos forma el “macronódulo”, dando lugar a la apariencia externa de la celulitis o “piel de naranja”.

Se suele clasificar en 4 grados, desde el 1 en el que no se observa “piel de naranja” al grado 4 en que hay extensas zonas de acúmulo graso y piel afectada.

Posibles causas

No están aún claras las causas específicas y lo más probable es que sean muchos los factores que bien aislados o en conjunto, sean la causa final de la celulitis.

Entre ellos tenemos:

  • Factores hormonales: Algunos expertos creen que los estrógenos principalmente, la insulina, la noradrenalina, la hormona de la tiroides y la prolactina son parte del proceso de producción de la celulitis.
  • Genética: Se requiere de la activación de ciertos genes para que la celulitis se desarrolle. Y sí se ha demostrado, en algunos casos, una predisposición genética (familiar) a sufrir celulitis, si se asocian otros factores.
  • Dieta: La personas que tienen una dieta alta en carbohidratos, grasas o sal y pocas fibras tienen más probabilidades de tener mayores cantidades de celulitis.
  • Factores de estilo de vida: La celulitis puede ser más común en fumadoras, personas sedentarias y quienes se sientan o están de pie durante largos periodos de tiempo.
  • Vestimenta: La ropa demasiado ajustada limita el flujo sanguíneo lo que puede contribuir a la formación de la celulitis.

Prevención

Una alimentación saludable,  plena alimentos bajos en grasas no saludables (mejor tomar los que tengan omega-3 como pescado azul, aguacates) y altos en fibra como las frutas y lo vegetales pueden ayudar a evitarla. Limitar el consumo de alimentos derivados de harinas refinadas y algunas salsas como mayonesas.  Importante, un consumo adecuado de agua (alrededor de 1,5-2L, no más), para eliminar toxinas. Consumir frutas antioxidantes periódicamente (arándanos, granada, fresas, alcachofas, pomelo, naranja y moras), la piña (por su contenido en bromelina, sobre todo en el centro, ayuda a combatir la celulitis), la cebolla (es diurética), infusiones depurativas (diente de león, cola de caballo),

De igual forma ejercitarte regularmente, mantener un peso saludable y reducir el estrés se recomiendan para prevenirla.

Además, utilizar ropa (en especial la interior) que no tenga elásticos que aprieten demasiado la piel, puede ayudar a prevenir la formación de la celulitis.

Tratamiento:

No existe un tratamiento definitivo, existen tratamientos no invasivos e invasivos que deben ser realizados bajo supervisión médica especializada. Pero que no suelen acabar con el problema.

Lo mejor es una adecuada prevención, tanto controlando los posibles factores, como utilizando productos cosméticos que ayudan a prevenir la aparición de la celulitis. Así mismo muchos cosméticos ayudan a reducir la celulitis cuando el grado de la misma no es muy elevado (no superior al 3).

El tratamiento cosmético se basa en usar productos adecuados y utilizarlos mediante un masaje para aumentar la circulación de la zona (algunos recomiendan incluso el uso de un cepillo,  pero nosotros no recomendamos usar cepillos de cerdas duras que dañan las fibras). Masajear durante unos 10 minutos (no más para no dañar la piel), unas tres veces por semana. Se puede aumentar la frecuencia, pero en este caso no darse un masaje tan intenso, sino solo dos o tres minutos.

Hay muchos ingredientes que pueden ayudar, entre otros compuestos drenantes, estimulantes de la circulación (como la cafeína), específicos contra la celulitis por aumentar la circulación (como la hiedra, cola de caballo), factores hidratantes y regeneradores (como aguacate, granada, cereza), etc.

Hoy en día también se dispone de complejos proteicos y extractos vegetales que ayudan contra la celulitis, protege el tejido conectivo de su degradación y ayuda a la reconstrucción de los componentes de la membrana celular.

La rutina más adecuada sería aplicar un tratamiento combinado todas las noches:

Una ligera exfoliación, con un exfoliante corporal suave; posteriormente aplicar un anticelulítico/drenante específico en las zonas críticas.

Durante el día utilizar tras la ducha una loción reductora/remodeladora y, caso de mucha “piel de naranja”, combinarla alternativamente con  una loción antiestrías.

Así mismo el empleo de productos defatigantes que aumenten la circulación venosa (aplicándolos con suaves masajes de abajo a arriba de las piernas), son el complemento perfecto.

Finaderm presenta una gama de productos para el cuidado corporal (en forma de body milk) con una seria de ingredientes comunes y específicos para bordar la prevención y el tratamiento de la celulitis.

Leave a Reply

Finaderm S.L.

Avd. Fernando Perez Ojeda,9
03130 Santa Pola (Alicante)
T: +34 966 693 266
E: info@finaderm.es